El Ving Tsun y las mujeres.

La búsqueda moderna de los antecedentes del Ving Tsun está intentando demostrar que este no fue creado por una mujer sino por el concilio de varios maestros, no pretendemos afirmar o negar esto, de lo que si no hay dudas que es un arte marcial ideal para que las mujeres puedan practicar. Ha sucedido que una mujer puede estar caminando por una calle semi desierta o en penumbras y haya podido encontrase bajo la mirada escrutadora de un hombre, este quizás hasta le esté siguiendo. Es posible que el instinto le haga pensar que viene por dinero o por otra cosa. Tratando de salir de este embrollo, puede que sucedan dos cosas: una se lanza a correr en busca de una mejor opción, o dos, presa del pánico espera lo peor.

En la primera de las posibilidades, pues bien, salió del posible problema, pero si presa del pánico es atacada… ¿Cuáles son las posibilidades reales para defenderse o tomar una iniciativa?

Hay muchas situaciones peligrosas en las cuales las mujeres pueden encontrarse incluso en su propia casa. ¿Qué pueden hacer para defenderse? Es una creencia muy, pero muy machista eso de pensar que ellas son siempre el sexo débil, cuando una mujer aprende defensa personal puede desarrollar una confianza y una tranquilidad que se extiende a quienes la rodean y sus acciones pueden poner a correr al más pinto de la paloma.

En nuestro sistema de Ving Tsun enseñamos a cómo usar esa energía para la autodefensa, a cómo mantenerse sereno ante situaciones peliagudas si abusar de la confianza manteniendo nuestra auto estima. Le mostramos como puede acabar una situación antes de hacerse más embarazosa, como atacar los puntos débiles del enemigo sin importar la constitución física de este, esos puntos débiles pueden poner la distancia entre la vida y la muerte.

Muchas personas se dicen diestras en el combate mano a mano, pero llegado el momento pueden sufrir de un ataque de pánico que los paraliza ante una acción ofensiva, sin embargo, cuando usted entrena Ving Tsun, cualquiera de sus ejercicios le va aplicando el carácter y va descubriendo que puede una y otra vez confiar en las técnicas que aprende pues ellas dado el momento oportuno trabajaran para usted.

Es así que se convierte en una persona relajada, tranquila y segura de sí misma cuando por ejemplo practica el Chisao y aprende a diferenciar las distintas energías que emanan de sus compañeros de clase siempre sobre la base de la relajación y la concentración.

Esta relajación es de gran importancia dentro del VT. Sin relajación, una persona pierde su sensibilidad y eso es más fácil atacarlos. Practicar la Siu Lim Tao desarrollará no sólo su postura, también le ayudará a relajarse y a dejar que su energía se desarrolle.

Las mujeres son sensibles y esto las hace aptas para el VT, no es común en nuestro país ver a una mujer practicando Ving Tsun, quizás por poca información, o por temor machista (los esposos o novios no quieren que entrenen), pero lo cierto es que debería hacer uso práctico de este sistema para que el día que se encuentre (dios no quiera) en una situación amenazadora, este sistema pueda salvar su vida.

Practique Ving Tsun, ese es mi gran consejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *